martes, 21 de julio de 2015

BACALAO OPORTO

Muchos sabréis que el pasado 16 de Junio celebré mis Bodas de Plata.

25 años casada. ¡Madre mía! Ahí es nada... y se me han pasado volando.

Era una fecha digna de celebrar, así que nos escapamos una semanita a Oporto.

¿Lo conocéis?

Es una ciudad preciosa


Su vida gira alrededor del río "Douro"


Un río navegable, que usaban para transportar las barricas de su afamado vino, el Oporto.


Aunque ahora, ya no lo hacen así, y el río está lleno con barcas de excursiones. Por cierto, totalmente recomendable, eso sí, la del día entero. Remontamos el río en barco, y la vuelta la hicimos en tren, un día muy divertido y precioso, se ve el paisaje desde otra perspectiva, la del río.


Otra cosa que me encantó de Oporto fue su tranvía.


Puedes disfrutar de un paseo por la ciudad con él. Hay varias lineas, y hay una que va bordeando el río.

Y por último, para no cansaros, os voy a contar que también disfrutamos "gastronómicamente".

Cuando viajamos nos gusta disfrutar de la comida típica del lugar.

Tengo que reconoceros que no soporto esos blog en los que se empeñan en mostrarnos viajes a ciudades maravillosas, y que han comido en el Burguer, Pans and Co., Pizza Hut... o cualquier otra multinacional de comida rápida...¡¡¡me horroriza!!!

Creo que la gastronomía es una de las mejores formas de conocer los lugares que visitas.

Y disfrutamos comiendo pescado. Lo hacen, generalmente a la brasa, acompañado de patatas y verduras. Comimos sardinas, lubina, rodaballo, lenguado, y bacalao.
Pudimos disfrutar en varios sitios, sobre todo en la zona de Matosinhos, en la Avda, Liberdade; pero hubo uno que nos recomendaron, y que nos sorprendió.


Se llama "Papavinhos" y realmente es una taberna, aunque tiene un comedor arriba, y está en la ribera del rio, en el mismo Oporto.

Allí cenamos dos veces, nos gustó muchísimo. El trato superagradable, y el servicio muy bueno. Tienen una buena carta de pescado, con una buenísima relación calidad-precio.

Y nos sorprendió el "Bacalao Papavinhos"


Así quedo el plato.

Y lo he intentado reproducir, y aunque lo he hecho con bacalao fresco, en vez de salado, creo que he conseguido acercarme.

bacalao oporto


Es fácil, y seguramente muchos lo habéis cocinado así, o parecido. Y claro, no puede ser el mismo nombre, jejejeje.

Corté en juliana grandecita, un pimiento rojo, un pimiento verde, una cebolla, y troceé un tomate.

En una sarten he puesto aceite, y he sofrito un ajo cortado en láminas, cuando está un poquito hecho añado la cebolla y rehogo un rato. Después añado el pimiento rojo y el verde.

Hay que dejar que se haga, pero no tanto como para un pisto, sino que tiene que quedar hecho, pero enterito.

Cuando ya ha caído un poco el pimiento, añadimos los trozos de tomate, y seguimos sofriendo. Y añadimos un chorro generoso de vino de Oporto. Dejamos reducir a fuego lento.

Mientras, hacemos el bacalao, que simplemente pasamos por harina y huevo y lo freímos. No mucho, lo suficiente para que quede hecho por fuera. Lo sacamos y lo colocamos en una olla, o fuente que pueda ir al fuego.

Ahora lo que hacemos es echarle al bacalao por encima el sofrito de verduras, y le dejamos que se cocine todo junto unos minutos.

Para comerlo podemos acompañarlo de patatas fritas cortadas en chip.


¡¡¡Tenéis que probarlo!!!

Y mucho mejor, si tenéis la oportunidad de visitar Oporto, no dejéis de pasar por Papavinhos y probar su exquisito bacalao. Ya me contareis ;-)

Besos


jueves, 9 de julio de 2015

VICHYSSOISE de dos maneras

Vamos hoy también con una receta, o dos, pero bien fresquita.


¿La conocéis?

Perfecta para una cenita de verano.

Siempre la había hecho con el toque de cebollino


Y está rica, tan suave y fresquita. Es exquisita.

Pero el otro día Raúl, del Blog "Contigo en la playa!" nos trajo una con un sabor especial: La hierbabuena

No se me hubiera ocurrido nunca; pero le aporta un frescor increíble.


Suave
Fresquita
Refrescante.

AQUÍ tenéis la receta.

Probadlo y me contáis

Besos


lunes, 6 de julio de 2015

TARTAR DE SALMON

Con el calor que está haciendo, ¿a quien le apetece estar mucho tiempo en la cocina trasteando en los fogones?

A mí, desde luego, no.

Y voy y me pongo a hacer un curso de Bizcochos, en el que tengo que hacer unos 5 bizcochos semanales, con lo que tengo que tener el horno a pleno rendimiento... masoquilla que es una, jajajaja.

En serio, ahora nos apetecen comidas más ligeras y, a poder ser fresquitas.

Hoy os traigo,




Es una preparación de salmón, que no sabe a salmón, y está deliciosa.

Se toma fresquita, acompañada de tostadas de pan, y en poca cantidad, con lo que para una cena es ideal.




La única precaución es que debe estar siempre frío. El salmón está crudo, aunque macerado por el aceite y demás condimentos, pero tomando esta precaución, no dejéis de probarlo, es una auténtica exquisitez.

Ingredientes:

500gr. salmón limpio de espinas y piel.
1/2 cebolleta, o cebolla tierna
Un buen puñado de alcaparras escurridas
4 pepinillos agridulces
2 cucharadas soperas de mostaza antigua
2 cucharadas soperas de Salsa Perrins
1 cucharadita de salsa picante (opcional)
5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
sal y pimienta al gusto
Cebollino

En un bol ponemos la cebolleta picada fina, le añadimos las alcaparras escurridas y los pepinillos en trocitos.
Picamos cebollino y se lo añadimos. Mezclamos bien, y añadimos el AOVE, la salsa Perrins, la salsa picante, la sal y la pimienta. La salsa picante es opcional, pero le da un toque muy especial. Mezclamos bien y reservamos.

Troceamos el salmón en trocitos pequeños.

Mi truco para conseguirlo es congelarlo. Además de tener un buen cuchillo; pero al estar congelado nos ayudará a hacer cortes precisos y pequeños, porque no hay que machacar el salmón y casi triturarlo, pero hay que intentar hacer trocitos pequeños e iguales.

Una vez cortado, lo añadimos a la mezcla, removiéndolo bien para que se mezcle bien.

Probamos de sal, y si es necesario rectificamos.

Pasamos a un bol de tamaño adecuado a la cantidad, adornamos con cebollino, y ya está.


Los entendidos dicen que hay que comerlo enseguida, para que el salmón no esté excesivamente macerado. Está rico, pero de un día para otro también está exquisito, así que, cómelo como más te agrade.

Si vas a comerlo al aire libre, es buena idea ponerlo sobre un lecho con hielo. Así mantiene la temperatura.


Yo os tengo que confesar que me encanta esta forma de preparar el salmón, no se si tanto como el salmón marinado; pero casi, casi.

El salmón a la plancha, por ejemplo, me resulta excesivamente grasiento y pesado, además de un sabor muy fuerte. De esta manera, es increíble, pero es suave y nada fuerte.

Probadlo y me contáis.

Besos


lunes, 29 de junio de 2015

MERMELADA DE MANGO EN 3 MINUTOS Y CHEESECAKE FRIA DE MANGO

¡¡¡Madre mía que calores estamos pasando estos dias!!!

Y voy yo y me apunto al Curso de Aliter Dulcia "Bizcochos Avanzados", con lo que os podéis imaginar como está mi cocina, con el horno a toda máquina.

Hemos hecho en la primera semana 5 bizcochos, ni más ni menos.

Pero, os digo una cosa, no me arrepiento nada de nada, porque son verdaderas maravillas las que estamos aprendiendo a hacer.

Si queréis aprender a hacer bizcochos maravillosos estad pendientes de su facebook, o su blog, porque va repitiendo los cursos...¡¡¡Merece la pena!!!, De verdad ;-)

Pero como no quiero que vosotros sufráis lo mismo, hoy os traigo una receta fresquita.


Hace poco compartía con vosotros la cheese cake fria de arandanos, ¿recordais?

Pues esta es igual, pero utilizaremos mermelada de mango casera, y haremos una pequeña variante.

Esta vez, además la he hecho en vasitos individuales.

Y le he puesto una base de galletas en el fondo.

Bien, vamos a la receta.

Lo primero de todo es hacer la mermelada de mango.

Y para ello os traigo un invento que encontré y me parece algo maravilloso:


No es nada extraordinario, es Pectina, un producto natural que nos ayuda a la hora de gelificar nuestras mermeladas y, sobre todo, que se hagan muchísimo más rápido.

No hay nada como la elaboración natural para hacer las mermeladas, por cierto, si queréis ver mermeladas maravillosas, os invito al blog de mi amiga Nati "Con Harina en mis zapatos", tiene mermeladas extraordinarias ;-)

Dejarlas cocer el tiempo necesario para que se hagan es primordial.

Pero hay frutas, que con el cocido excesivo pierden aroma y sabor.

Y con el mango me pasaba.

No conseguía una mermelada sabrosa, porque en la cocción perdía el sabor.

Pero con este producto, pectina, conseguimos una mermelada extraordinaria en 3 minutos, con lo que el mango prácticamente no pierde ni aroma, ni sabor.

Tendréis que jugar con la cantidad de "Gelfix" porque si echas el sobre entero queda excesivamente compacta para mi gusto, con lo que yo le echo menos cantidad.

Por lo demás... fácil.

Pelar y cortar en trozos el mango, pesarlo, y según lo que pese, le echamos la cantidad de azúcar y "Gelfix" que le corresponda (yo utilizo la regla de tres ).

En mi caso le echo menos "Gelfix"

Lo ponemos a cocer, y en 3 minutos ya estará.

Probadlo, de verdad y me contáis que tal.

Sigamos con la receta.

Cogemos un paquete de galletas que nos guste, tipo María o Digestive, y las machacamos hasta que queden hechas harina, a mí me gustan más en trozos pequeños, que a la hora de comerlo encuentre los trozos de galleta, pero eso, al gusto ;-)

Para la crema principal, teneis que seguir la receta de la cheese cake fria de arándanos

Ponemos un fondo de galletas en nuestro vaso.

Vertemos la crema que habremos hecho, y dejamos enfriar un poco,

A continuación le echamos la mermelada de mango por encima.


Metemos en el frigo y dejamos que cuaje totalmente.

Estará mucho más rica si la hacemos el dia anterior, y pasa toda la noche en la nevera.

¿Qué os parece?

Rico, fácil y fresquito.

¡Ideal para este tórrido verano!

¡Espero que os haya gustado!

¿Conocíais el "Gelfix"? ¿Hacéis mermeladas en casa? Contadme vuestras experiencias

Besos









jueves, 25 de junio de 2015

CAKE DE QUESO, ALMENDRAS Y CEREZAS

Las cerezas!!!!

¿Hay algo más rico que las cerezas?


Creo que no.

Las fresas quizás, pero creo que las cerezas le ganan.

Además, son tan fotogénicas


Cuando vi la receta de este cake en el blog de Belén "CUPCAKES A GOGÓ" supe que lo tenía que hacer, además las recetas de Belén siempre salen tal cual nos las cuenta en el blog.

Y si quereis hacerlo, no dejad de pasar por su blog para ver la receta porque, de verdad que merece la pena.

Es super sabroso y no excesivamente dulce. tierno y delicado, y muy húmedo, además con el toque ácido de las cerezas.



De verdad, teneis que intentarlo porque es un auténtico lujo.

¡Espero que os haya gustado!

Besos


lunes, 1 de junio de 2015

CHEESE CAKE FRIA CON ARANDANOS (Sin horno)

¡¡Ya tenemos aquí el mes de Junio!!

Y este año, por lo menos por aquí, por Madrid se está comportando como "antaño", es decir: hace calor.

Parece extraño, pero llevábamos una temporada que hasta casi el mes de Julio no empezaba a hacer calor; pero este año Mayo ya ha sido caluroso, y Junio parece que promete.

Y lo siento por mis chicos que están en plena época de exámenes, y con el calor cuesta mucho concentrarse.

Y a mi el horno no me apetece ni una pizquita encenderlo, así que me puse a hacer experimentos, y hoy os traigo el resultado del primero de ellos:

cheese cake fria de arandanos

Apetece un postre fresquito y ligero, así que este es el ideal.

Además no enciendes el horno, y es muy versatil

Lo he hecho con arándanos, pero también hice otro con una mermelada de mango, que os enseñaré en otra ocasión no tardando mucho.

Vamos al lio:

Ingredientes:

500ml de nata para montar (35% mg)
300gr. queso crema
1 vaso de leche
1 sobre de cuajada
150gr. de azúcar
200gr. arándanos frescos
1 bote de mermelada de arándanos

En una cazuela ponemos la nata, la leche, el queso y el sobre de cuajada. Lo removemos bien, si es necesario batimos con la batidora para que no nos quede ningún grumo.
Lo ponemos a fuego medio, y cuando esté caliente añadimos el azúcar.

Hay que remover sin parar para evitar que se pegue en el fondo.

Dejamos que empiece a hervir, y dejamos unos dos minutos.

Apagamos el fuego y dejamos enfriar.

Preparamos el molde que vayamos a usar.

Echamos la mezcla y repartimos los arándanos por toda la superficie.

Una vez que esté frio le echamos la mermelada por encima.

Ahora le tenemos que dejar en la nevera, por lo menos unas 3 horas.

Y ya estará listo para comer.

cheese cake frio con  arandanos

Fresquito
Ligero
No excesivamente dulce
Y con el toque ácido de los arándanos.

Realmente queda muy rico, y como veis no se tarda mucho en tenerlo listo.

¡¡Espero que os haya gustado!!



 Besos


lunes, 25 de mayo de 2015

Nuevas kekas y SORTEO

Pues sí, tengo nuevas kekas


y



Si las queréis conocer mejor tenéis que ir a mi otro blog: AQUI

Además os cuento que tenéis que hacer para participar en un SORTEO.

Besos


Blogging tips