miércoles, 28 de agosto de 2013

MERMELADA DE PERA Y VAINILLA

El lunes os conté el problema que tengo en verano con la fruta ¿recordais?

Voy a la frutería y compro un melón, y una sandía.



Veo los melocotones, que me encantan, y compro un kilito.

Las nectarinas también me gustan, compro otro kilo.




Los albaricoques, ¡¡que ricos!!, otro kilo.




Las peras de veranito, las cerezas... ¡¡Me encanta la fruta de verano!!

Pero ¿que ocurre?, que en casa no damos a basto a comer tanta fruta, y ahora con el calor se estropea.

Así que este verano, con toda esa fruta madura, he decidido hacer mermeladas.


mermelada de pera y vainilla


Realmente es muy fácil, solo hace falta, importantísimo, tener muy en cuenta las proporciones:


                                   Por 800gr. de fruta limpia se necesita 1 kilo de azúcar


Teniendo en cuenta esto, podemos hacer mermeladas, casi de lo que queramos.

Si pones menos azúcar, tienes que hacer más largo el tiempo de cocción, con lo que la mermelada perderá sabor; pero si le echas más azúcar, este se cristalizaría y se podría hacer caramelo.

Aquí os dejo mi primer experimento: MERMELADA DE PERA Y VAINILLA

Hay que pelar las peras y hacerlas trocitos.

Ponerlo en una olla junto con el azúcar correspondiente a la cantidad de fruta que hayamos conseguido.

Lo ponemos a cocer a fuego no muy fuerte.

Añadí 1/2 vaina de vainilla.

Y, vigilandolo mucho, lo dejé cocer. Cuando la pera ya estaba blandita, quité la vaina de vainilla, y aplasté las fruta.

Cuando adquirió una textura que me pareció la apropiada, lo quité del fuego, y lo pasé a un tarro de cristal limpio.

Dejas enfriar, y luego lo tapas.




Y ya está, lo puedes conservar en la nevera más o menos un mes, aunque no creo que llegue a estar tanto tiempo, jejeje.

Es una sabor especial, cuando lo metes en la boca sabe a pera, pera; pero al ratito empiezas a sentir el sabor de la vainilla.


¿Veis las semillas de la vainilla?


Simplemente, me ha encantado esta mezcla de sabores.

Os animo a hacer vuestras propias mermeladas. Es una forma de aprovechar esa fruta que se nos pone madura, pero además es que no tiene nada que ver con las mermeladas comerciales.

Muchos besos






1 comentario:

  1. Tiene muy buena pinta! Me gusta la idea de mezclar sabores, igual la pongo en práctica ;)

    ResponderEliminar

Blogging tips