lunes, 27 de marzo de 2017

Cocinando con Slow Cooker: Verdinas con gambones

Con esta entrada tengo un sabor agridulce.

Os explico.

Por un lado, es una receta exquisita de legumbre. Nada pesada, pero muy sabrosa y "fina".

Por otro lado, mantengo una lucha con mi Slow Cooker que ya os contaré al final, porque esta receta merece toda nuestra atención.

Verdinas con Gambones en Slow Cooker y tradicional

Si no conocéis las verdinas, deciros que es un tipo de alubia con un característico color verde clarito muy finas y delicadas. y especiales para recetas con pescados o mariscos.



Alubia verdina. Imagen tomada de wikipedia
INGREDIENTES

600gr. de verdinas (previamente puestas a remojo no menos de 8 horas ni más de 12 horas)
1 cebolla
1 tomate
1 hoja de laurel
16 gambones
1 cebolla
1 diente de ajo
Vino o brandy (1 vasito)
Aceite, sal.

Limpiamos los gambones, reservando el cuerpo por un lado, y las cabezas y el resto por otro.

Los cuerpos los podemos poner en un tupper y guardarlos en la nevera.

Hacemos un caldo de pescado, aprovechando las "cáscaras" de los gambones y reservamos.

Mientras, en una olla pochamos la cebolla cortada pequeña y el ajo. Cuando ya esté pochado añadimos las cabezas de los gambones, y las salteamos bien, rompiéndolas. Una vez que están bien salteadas y rotas añadimos el vasito de vino o de brandy, y las flambeamos un poco.
Añadimos el caldo de pescado hasta cubrir y dejamos cocer unos 15-20 minutos.
Pasamos por la turmix, y lo colamos.
Ese caldito resultante lo guardamos.

Ahora cocemos las verdinas. Esta vez las he hecho en la Slow Cooker, así que cogí las verdinas ya remojadas y las eché en la olla, junto con una cebolla, un tomate y una hoja de laurel. Añadimos agua y un poco del caldo de gambones, que las cubra unos 2 dedos por encima, y las tuve 7 horas en ALTA. Con 6 horas, o menos, creo que hubieran sido suficientes, pero debido a lo que os relataré más abajo, las puse por la noche, mientras dormía, con lo que no las pude controlar. 

Por supuesto, se puede cocinar en puchero o en olla express, según te guste cocer las legumbres.

Una vez que están cocidas, les añadimos el caldo de gambones, que habremos calentado un poco, añadiendo a nuestro gusto (depende si te gustan más espesas o más ligeras). Aquí las probamos y añadimos sal al gusto.

Mientras, en una sarten con un poco de aceite, salteamos los cuerpos de los gambones.

Y ya serviríamos nuestro plato.

Verdinas con Gambones en Slow Cooker y tradicional

Yo las fuí sirviendo en los platos y añadiendo un par de gambones por plato.

Con esta cantidad de verdinas tienes para 8 servicios generosos.

Queda un plato muy, muy rico. Nada pesado, pero muy sabroso.

Acompañado de una buena ensalada tienes un plato perfecto.

Ahora os cuento mi lío con la Slow Cooker.

Teóricamente, las legumbres se tienen que cocer en temperatura BAJA, y estas verdinas con 5-6 horas a BAJA hubiera sido más que suficiente,

A las 2 de la tarde el sábado puse mis verdinas a cocinar en BAJA para poder controlarlas, y además para que estuviera hecho el guiso del día anterior (considero que están más ricos de un día para otro) ya que el domingo tenía invitados a comer.

A las 10 de la noche, las alubias estaban totalmente crudas, es más el tomate y la cebolla estaban tal cual, totalmente crudos.

Aquí entré en pánico. No sabía que hacer. Apagué la olla y pensé ponerlas a hacer por la mañana.

Mientras "veía" una película con la familia, no hacia más que pensar en mis verdinas y en los invitados.

Así que opté por la opción de ponerlas en ALTA y que se cocinaran durante la noche, a las 12 de la noche puse a funcionar mi olla, y por la mañana, a las 8:30 ví el resultado. ¡Menos mal que esa noche había sido el cambio horario! Casi no tenían agua, y estaban más que hechas. Con lo que hubieran estado perfectas con mucho menos tiempo. Pero estaban enteras y muy tiernas. Había salvado la comida.

Así que, ahora tendré que volver a reclamar a fábrica. Ya me la han cambiado una vez porque me había pasado lo mismo con un rabo de toro, después de más de 8 horas "cocinando" hasta la zanahoria estaba cruda. Por lo que ando en la duda de si pedir que me devuelvan el dinero o cambiar a otro modelo.

Me gusta cocinar en Slow Cooker, le estoy cogiendo el gustillo, a pesar de mis dificultades y sustos.

Con todo, espero que os haya gustado esta receta.

Si no lo conoces, y te gusta la legumbre y el sabor a marisco, te animo a que lo hagas. Verás que rico.

Besos



2 comentarios:

  1. Hummm he de probar esas judías verdinas, jeje, si las encuentro :P, no las había visto nunca y me han llamado la atención, con unas gambas han de estar de vicio.
    De las dos de la tarde a las 10 de la noche, y el tomate crudo??? :OOO, ainssss soy de fuego lento y cazuelita de tierra, pero creo que esa ollita slow podría con mis nervios, jajaja.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la legumbre, búscalas. Yo las compré en una tienda a granel, pero en Carrefour las he visto. Es cierto que son caras, pero son exquisitas.
      Y si, casi casi que pudo con mis nervios ;-)

      Eliminar

Blogging tips