miércoles, 5 de junio de 2013

MUFFINS DE CHOCOLATE BLANCO Y ARÁNDANOS

Como os he ido diciendo en facebook, iba a compartir otra receta; pero después de probar estos muffins (y de re-probarlos, porque tuve que repetir en casa) me decidí a compartirlos con vosotros.

Están más que buenos, están riquísimos. No excesivamente dulces, tiernos y con un sabor increible.

Vi la receta en el blog SECRETOS DE PASTELERO, si no lo conocéis os lo recomiendo, comparte recetas muy, muy interesantes.

Además nos comparte la diferencia entre madalena, cupcakes y muffins.

A simple vista, son reconocibles. La madalena tiene un copete muy alto, el cupcake es bajito y liso (porque generalmente se decoran), y el muffin es mucho más grande y de textura distinta.

Pero sobre todo, lo que los diferencia es la temperatura del horno que hace que tengan esa apariencia, a mayor temperatura, más rápido y más alto suben.

Bueno, dicho todo esto, pasemos a la receta:


RECETA DE MUFFINS DE CHOCOLATE BLANCO Y ARÁNDANOS

Ingredientes (Para unos 18 muffins)
  • 350 gramos de harina
  • 250 ml de leche
  • 180 gramos de azúcar
  • 120 gramos de arándanos (yo usé una bolsa entera de desecados de Mercadona)
  • 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gramos de chocolate blanco
  • 20 gramos de levadura
  • 2 huevos L
  • aroma de vainilla

Hay que poner los arándanos en remojo unas 6-7 horas como mínimo. La segunda vez que las hice los dejé toda la noche, y merece la pena.

En la receta original usan vainilla en vaina; pero yo tengo aromas y los utilicé. Tengo que probar con las vainas, es mucho más natural.

Tenía una bolsa de chocolate blanco belga que compré en Lidl y, aunque es para fundir, lo he utilizado, y no veáis que sabor le da a los muffins. Exquisito.

Al lío.

Encender el horno a 190ºC, sin aire.

Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que quede una crema espumosa y blanquita.

Ir añadiendo los huevos de uno en uno.

Añadir la harina y la levadura (que tendremos tamizada) y la leche (a temperatura ambiente) con el aroma de vainilla. Echaremos la mitad de la harina y la mitad de la leche. Mezclamos bien. Y añadimos la otra mitad.

Yo aquí, lo saco del robot de varillas y hago la mezcla a mano.

Añado los arándanos, que habremos escurrido bien, y el chocolate troceado, y lo mezclo, pero no mucho.

Preparo los moldes, y cuando ya está el horno los meto, unos 20 - 30 minutos. Variará, así que, apartir de los 20 minutos hay que vigilar.

Los saco del horno y los dejo unos 5 minutos en el molde, y luego los saco a una rejilla a que se enfríen.


Recién hechos están espectaculares, porque el chocolate está medio fundido; pero, si los guardas en una lata o recipiente que tengas, aguantan dos días (en casa no hemos podido comprobar que duren más tiempo)


Están riquísimos, ¿a que esperas para hacerlos?

¡Espero que os haya gustado!

Un besazo

2 comentarios:

  1. que merienda me pegaba yo ahora, te han quedado deliciosos!
    bsts
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Mmmm! Qué pasa hoy que no hago más que ver recetas riquis por la web? Se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar

Blogging tips