jueves, 26 de diciembre de 2013

Receta Navideña: Tarta Mágica de Chocolate

tarta mágica de chocolate

¿Qué tal vuestra fiestas?

Las mías un poco de locura.

Llevo desde el viernes 20 de diciembre metida en la cocina, y preparando fiestas y tartas, con lo que no he tenido tiempo de ponerme delante del ordenador para compartir cosas con vosotros, por otro lado, tengo un montón de recetas que compartir.

No hay mal que por bien no venga ¿no?

Siempre hay que buscar el lado positivo.

Hoy os traigo el postre que hice para la cena de Nochebuena, que repetí en la comida de Navidad, porque sale rica y es muy vistosa: la tarta mágica de chocolate.

Es una receta muy curiosa, ya que con la misma masa consigues tres texturas, una de bizcocho, una intermedia como de una mousse de chocolate, y arriba como de sufflé.

No os asustéis, porque es facilisima de hacer.

Vamos a ella.

INGREDIENTES

4 huevos L
160 gr. de azúcar
1 cucharada de agua
125 gr. de mantequilla
70 gr. de harina
45 gr. de cacao en polvo (Yo usé Valor)
500 ml. de leche entera
una pizca de sal


ELABORACIÓN

Encendemos el horno a 160ºC.

Separamos las claras de la yemas de los huevos, y a las claras les echamos una pizca de sal y las montamos a punto de nieve, con la ayuda de unas varillas, hasta que al dar la vuelta al recipiente no se nos caen.

Las reservamos.

En un bol grande echamos las yemas, la cucharada de agua y el azúcar, y con ayuda de las varillas las batimos hasta que blanqueen.
Le añadimos la mantequilla, que previamente hemos derretido y la hemos dejado enfriar.
Seguimos batiendo hasta que este bien incorporada.

Ahora le vamos añadiendo la harina, junto con el cacao. Poco a poco y teniendo cuidado porque sale una nube de polvo de chocolate. Mezclamos bien, procurando que no queden grumos.

Ahora añadimos la leche tibia, poco a poco y con cuidado porque salta.

Quedará una mezcla casi liquida.

Ahora, y a mano le echamos las claras a punto de nieve y con mucho cuidado mezclamos, procurando que no se bajen las claras.

Engrasamos un molde, preferiblemente de silicona y de no más de 22 cm. de diámetro.

Echamos la mezcla en el, y lo introducimos al horno durante unos 50 minutos.

Lo sacamos del horno cuando comprobemos que está hecho, y dejamos enfriar dentro del molde.

Cuando esté frío, lo metemos en la nevera sin desmoldar hasta que lo vayamos a servir.

A la hora de servirlo le puedes espolvorear cacao en polvo por encima.

Yo lo serví ya en sus platos, con un poco de nata montada, adornado con mermelada de cerezas y de arándanos y una hojita de hierbabuena.


Mi molde era un poquito más grande, de 24cm. y si os fijáis bien se ven las tres texturas. En un molde un poco más pequeño seguro que se aprecian mucho mejor.

Me han dicho mis catadores oficiales que está buenisima, muy suave, ligera y esponjosa. Además como está fría es perfecta después de una comida copiosa, y además no es empalagosa.

Y os digo que me han comentado mis catadores, porque yo no la he probado... Sigo con mi dieta, y no puedo probar nada dulce, así que...

Todavía tenemos unas cuantas comidas por delante, así que os animo a hacer este postre, es muy, muy vistoso y ¿a quien no le gusta el chocolate?

Un besito, y si la hacéis no dejéis de avisarme.


6 comentarios:

  1. Madre mía, vaya pintaza!!, seguro que está buenisima.
    Espero que sigais disfrutando de las fiestas.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. os puedo asegurar que esta estupenda!!!!!!!!! me encanto y claro esta que ya esta incluida en mi cuaderno de recetas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje, esto es una sobrina agradecida :-)
      Besazos

      Eliminar

Blogging tips